Por qué el catolicismo es bueno para tu salud

Por qué el catolicismo es bueno para tu salud

Por Joseph D. White, Ph.D.

Este artículo fue publicado originalmente en el sitio «Our Sunday Visitor» («Nuestro Visitante Dominical»)

 

En sus escritos sobre la Teología del cuerpo, el Papa Juan Pablo II describe al ser humano como una «unidad» de cuerpo, mente y espíritu. No puedes hacer algo con tu cuerpo sin involucrar también a tu alma. Pero la ciencia nos está enseñando que esto también funciona al revés: lo que es bueno para nosotros espiritualmente también es bueno para nuestra salud física y emocional. Se ha demostrado que cuatro aspectos clave de nuestra fe (oración, comunidad, ritual y caridad) tienen efectos positivos que se extienden más allá de lo espiritual.

ORACIÓN:

La investigación dice que la oración, especialmente la oración meditativa, relaja el cuerpo y ayuda a prevenir enfermedades. Un estudio de la Universidad de Duke incluyó a más de 4,000 personas y mostró que aquellos que oraban regularmente tenían tasas más bajas de enfermedad cardiovascular. Una forma en que esto puede ocurrir se ha observado en las imágenes de resonancia magnética de personas que participan en la meditación. La actividad cerebral cambia y se regula de manera más uniforme, y los centros del cerebro responsables del placer y la relajación se activan. Nuestra fe católica tiene una larga tradición de oración meditativa, como el Rosario y la lectio divina.

COMUNIDAD:

Tener el apoyo social que viene con un sentido de comunidad ayuda a amortiguar nuestra experiencia de estrés. El apoyo social ayuda a disminuir el riesgo de hipertensión y enfermedad, y ayuda a prevenir la depresión y otros problemas emocionales. Quizás esta es la razón por la que numerosos estudios de investigación han demostrado que las personas que asisten regularmente a la iglesia tienen sistemas inmunitarios más saludables, estadías hospitalarias más cortas (alrededor de un cuarto, según un estudio) y una tasa más baja de muerte por enfermedad cardiovascular y cáncer.

RITUAL:

Nuestra fe católica es rica en rituales, tanto en términos de celebraciones litúrgicas como en la variedad de experiencias rituales que nuestra familia ofrece a través de oraciones, bendiciones y fiestas religiosas. Los rituales nos ayudan a sentirnos conectados a algo más grande que nosotros mismos y nos ayudan a vincularnos para encontrar un sentido en nuestras vidas. Las investigaciones demuestran que las familias que celebran rituales juntos son emocionalmente más sanas y se comunican mejor entre ellas. Los niños criados en estas familias tienden a tener una autoimagen más positiva, un mayor sentido de identidad y tasas más bajas de conductas delictivas.

CARIDAD:

La caridad hacia los demás está en el corazón de nuestra fe católica; ningún otro grupo en el mundo alimenta, educa, alberga o brinda tratamiento médico a tantas personas como la Iglesia Católica. Las obras de caridad tienen un efecto positivo en nuestro bienestar emocional y físico. Un estudio reciente mostró que los adultos mayores que participan en el servicio voluntario tenían más probabilidades de tener sentimientos positivos estables y menos probabilidades de experimentar sentimientos negativos. Se ha demostrado que los jóvenes que son voluntarios tienen más aspiraciones positivas para el futuro y están más motivados en la escuela. Además, las personas que ofrecen voluntariamente su tiempo tienden a vivir más tiempo y tienen mejores sistemas inmunológicos que aquellos que no ayudan a los demás.

Nuestra fe católica es saludable, en más de un sentido. Esto no debería sorprendernos, ya que Dios es creador de cuerpo, mente y espíritu por igual. Así que ora, celebra, conecta con otros y actúa con amor. ¡Vivir la fe es bueno para ti!

———————————————————–

Fuente: https://www.osv.com/OSVNewsweekly/ByIssue/Article/TabId/735/ArtMID/13636/ArticleID/335/Why-Catholicism-is-Good-for-Your-Health.aspx

El Dr. Joseph White se convirtió a la fe católica en la escuela de posgrado de la Virginia Commonwealth University, donde recibió un Ph.D. en Psicología Clínica. Más tarde estudió teología católica en la Universidad de St. Mary en San Antonio.

El Dr. White se desempeñó como Director parroquial de Formación en la Fe durante dos años, y luego trabajó durante siete años como Director de Asesoramiento Familiar y Vida Familiar para la Diócesis de Austin, Texas. Ahora trabaja como consultor nacional de catequesis para la publicación y el currículo de «Our Sunday Visitor» («Nuestro Visitante Dominical») y se desempeña a tiempo parcial como psicólogo clínico infantil.

El Dr. White ha escrito diez libros y numerosos artículos sobre catequesis, educación católica y ministerio. Es coautor de la serie «Allelu» y «Alive in Christ» («Vivos en Cristo») sobre religión. Él y su esposa Ana también realizan con frecuencia trabajos misioneros y de socorro en Panamá y otros lugares, como México y Camboya.

«Our Sunday Visitor» una gran empresa católica de publicaciones y soluciones fundada por el Padre John Noll en 1912 en Huntington, Ind. EE. UU. Tiene más de 1800 libros de texto, recursos parroquiales y libros comerciales impresos. El periódico semanal del padre Noll, OSV Newsweekly, está disponible en Kindle y en este sitio web. Sus sucesores publican ebooks y aplicaciones. Es la editorial católica en Inglés más grande del mundo. Tiene recursos para ayudar a las parroquias y diócesis a lanzar sitios web, campañas de capital y programas de administración. Como organización sin fines de lucro, dona millones de dólares al año a organizaciones católicas de todo el país a través del Instituto Our Sunday Visitor.

 

 

Deja un comentario

Menú de cierre